Han pasado ya 6 meses desde que empecé una nueva etapa viniendo a vivir aquí, a la Costa del Sol, consiguiendo mi objetivo propuesto de estudiar el grado superior de comercio internacional, vivir solo, conocer gente nueva… una vida nueva.

Al principio no podía estar más motivado, pero a medida que avanzaba el tiempo, sentía como que me faltaba algo, como si no tuviera un nuevo rumbo al que querer llegar, no sé si a causa de las altas expectativas que tenía con el propio curso, si el hecho de estar alejado de mi entorno familiar, o el simple hecho de no ver más un futuro una vez obtuviera la titulación de técnico superior en comercio internacional.

En el periodo vacacional de Semana Blanca, salí por primera vez de la península ibérica con uso de la razón (ya había viajado siendo un “pequeñajo”). El destino fue Reino Unido, concretamente las ciudades de Manchester, Liverpool y London. Estaba haciendo una de las cosas que más me gustan, VIAJAR, y aun así seguía sintiendo que me faltaba algo.

El 6 de Marzo era la vuelta al cole, empezando con la visita de un hombre que venía con el fin de darnos una perspectiva más práctica relacionada con los modelos de negocio. El nombre de este individuo es Israel, dueño de sus 24 horas y experto en cuanto a los pensamientos disruptivo.

Persistencia y auto-disciplina, no tener miedo al fracaso, intentar mejorar cada día, trabajarse a uno mismo, y más. Estos son sus cimientos, además de ser una persona que sabe transmitir mucho en poco tiempo. Pero y… ¿Qué tiene que ver esto con todo lo que he contado al principio?  Pues que he recuperado la motivación para afrontar el curso, no sé como, pero él me ha hecho disipar la niebla que impedía ver mis objetivos por los que luchar. Ahora sé que puedo conseguir lo que me propongo, porque sé cuales son mis objetivos, y haré lo que sea por conseguirlos.

En definitiva, merece la pena conocer a una persona de este calibre, por lo que os comparto un “pedacito” de Isra, para que veáis de lo que es capaz de hacer.

ThisIsIg

Anuncios